Contacto:

Correo electrónico

Ubicación:

e-mail : contacto @abriendocaminos.org.co

Sembrando

Estudios webcam

Son un resultado de la diversificación que han tenido las empresas de entretenimiento para adultos con el avance de las nuevas tecnología, especialmente con la masificación del internet; crecen proporcionalmente al aumento de la utilización de las redes sociales, giran en torno a shows eróticos y sexo explícito; y pueden ser puertas de entrada para víctimas de delitos sexuales. Normalmente se presentan como empresas establecidas legalmente, innovadoras, modernas, dinámicas, con experiencia en el desarrollo, gestión, consultoría de sitios web, video-chat, streamate(1) y con mayor interés en el entretenimiento de adultos. Es un negocio millonario que capta a consumidores de pornografía y prostitución que buscan compañía virtual.

Generalmente los estudios formalizados disponen de habitaciones acondicionadas, camas cómodas, cocina, zona de aseo personal, presentan un ambiente acogedor, dinámico y ofrecen servicios de apoyo a las modelos webcam que se inician o a las que ya tienen experiencia y que desean aumentar sus ingresos, o bien, a quien necesita asesoría para montar o mejorar un estudio.

Además del equipo administrativo poseen planta de personal al servicio de las modelos que les brindan conocimientos y apoyo en diferentes áreas: entrenadoras que guían durante el proceso de aprendizaje; aunque se aconseja saber inglés poseen monitoras o monitores bilingües que ayudan con demandantes extranjeros, manejo de imagen, cumplimiento de normas de la página; fotógrafos profesionales que saben presentar ambientes de forma atractiva, maquilladoras que brindan asesoría de imagen,…

Como no todo lo que brilla es oro, existen casos de estudios clandestinos denominados “de garaje” que no cumplen con los mínimos requisitos de higiene y salubridad, que han sido adaptados en habitaciones de casas o residencias que dividen en varios cubículos, prácticamente sin decoración ni ventilación, ni aseo; con horarios extensos, descuentos injustificados, casos de extorsión, maltrato, violencia y agresión sexual.

A través de los medios ha trascendido que hay mujeres que han sido esclavizadas, engañadas (con promesas no cumplidas), están en condiciones infrahumanas, encerradas o con libertad de locomoción restringida, les retienen los documentos, con riesgos grandes, en términos de seguridad, física y emocional y de su intimidad, incluso han sido golpeadas en las citas con los explotadores de estudios con los que deciden encontrarse, situaciones que no se atreven a denunciar por temor a las autoridades y represalias de parte de administradores, dueños/explotadores.

Inicialmente muchas mujeres llegan a estas industrias un poco como a exponer el cuerpo, a hacer bailes y cierto tipo de escenas, pero luego inician las peticiones que hacen los que pagan por utilizarlas sexualmente, exponiéndose a chantajes sexuales para conseguir más dinero; son sometidas a múltiples abusos, les solicitan que hagan cosas que llegan al límite de la dignidad tales como hacerse daño, asumir posturas denigrantes, entre otros. Todo lo que se publica queda en servidores(2) al que los demandantes pueden acceder y con la probabilidad de que personas conocidas las descubran, por lo cual una de ellas afirma que la realidad no es tan buena como la pintan.

En la propaganda hablan de grandes beneficios e invitan a convertirse en modelo profesional para incrementar los ingresos económicos de manera segura y a corto plazo con los cuales ayudar a gastos de la familia, cursar estudios universitarios. Las mujeres aceptan teniendo en cuenta la situación legal de los establecimientos, el registro sin costo, el ofrecimiento de salarios base, bonos, comisiones, pagos semanales en días determinados, premios; pudiéndose afirmar que el interés económico es lo que prima; sin embargo, aunque en esto no hay igualdad, en algunos estudios del 100% de lo facturado por la modelo más las propinas por “servicios” extras, el 30% va a la cuenta del dueño/explotador de la página, 40% para el administrador/explotador de la página y el 30% restante es lo que gana la modelo. La modelo independiente maneja sus propinas y su dinero.

Teniendo en cuenta la manera como se registran estos negocios, no es posible para el Estado explicitar de forma exacta cuántos establecimientos hay dedicados a este tipo de “actividad”: la utilización de diversidad de códigos, que seguramente es lo que se hace(3), ocasiona también la falta de claridad sobre quiénes y cuántos se dedican a esta “actividad”; a esta invisibilización del problema se le suma el que la pornografía no cuenta con un marco normativo específico.

  1. Sitio de chat y videos en vivo, en el que puede chatear con modelos o estrellas porno reales mientras se ven por cámara web. Generalmente los actores transmiten en vivo desde sus casas.
  2. Son unas máquinas muy potentes que logran que se pueda operar en la nube.
  3. Ver https://juanbustos.com/como-crear-un-estudio-webcam/